miércoles, 29 de mayo de 2013

Pasta quebrada



Cada vez que he usado la pasta quebrada para elaborar una quiche o tarta siempre he recurrido a las masas industriales que no me terminaban de satisfacer del todo, para una prisa están bien pero siempre quise aprender a hacer la pasta quebrada. Cuando leo blogs de cocina, y leo muchos, y sus autores hacen sus propias pastas y masas despiertan en mi mucha admiración y a la vez cierto pudor por no saber hacer esas masas yo misma.

Eso me sirve de aliciente y desde que nació este blog he procurado siempre elaborar todo lo posible con mis propias manos, aprender para poder explicarlo (esa era la máxima de mi abuela, si no sabes hacerlo no sabrás explicarlo) y si no me sale, decir que eso en concreto no se hacerlo.
Hay muchas recetas de pasta quebrada circulando por internet, se puede hacer dulce o salada, y varía un poco al elaborarla. He visto masas quebradas que sólo llevaban agua, mantequilla y harina, otras que usaban huevo y agua.

Esta receta que os dejo la saqué del libro Masas de Michel Roux  del que ya os hablé hace un par de semanas. La receta es la “versión completa” de esta masa, sin atajos fáciles, aunque no os asustéis, es fácil de preparar y para mí que ha sido mi primera vez me ha resultado bastante sencilla.
Sí que he pasado mis pequeños sudores después de  hornearla, y no por el calor del horno, sino porque esta masa es muy delicada, por eso se llama quebrada, y  como buena primeriza pensaba que se me iba a romper al desmoldarla, pero no, aguantó como una campeona, así que estoy muy contenta.

Os animo a todos a hacerla porque merece mucho la pena y el sabor es absolutamente maravilloso.

Ingredientes

250 g de Harina
150 g mantequilla ablandada y cortada a daditos
1 Huevo
1 c/p sal fina
1 c/s leche fría

Meterse en faena

Ponemos la harina hecha un montoncito sobre la superficie de trabajo y hacemos un hueco en el centro, donde colocaremos el huevo, la sal y la mantequilla ablandada y cortada a daditos.
Con las puntas de los dedos comenzamos mezclando los ingredientes que tenemos en el hueco y poco a poco iremos integrándole toda la harina. Al principio parece que la masa será incapaz de admitir toda la harina, es normal, esta masa comienza siendo muy granulada y seca.

Mezclamos todo con la punta de los dedos
 Cuando hayamos conseguido incorporar toda la harina (se tarda un par de minutos) le añadimos la leche poco a poco y seguimos mezclando con la punta de los dedos hasta que toda la masa se una. Una vez unida amasamos con la palma de la mano para que quede bien firme. Esta masa no se debe amasar mucho, lo justo para que todo esté unido.
Le añadimos la leche

Formamos una bola y envolvemos en papel film y refrigeramos mínimo 30 minutos. 

Al frigorífico mínimo 30 minutos
Michel Roux dice en su libro que esta masa, bien envuelta en film, aguanta perfectamente una semana en el frigorífico y 3 meses congelada, si lo dice el maestro yo lo doy por más que bueno.
Yo preparé esta masa el día antes de usarla, estuvo 24 horas en la nevera, la saqué 30 minutos antes de usarla y quedó perfecta.

En otra entrada os explico la forma de horneado y os doy la receta de lo que preparé con ella.
Espero que os animéis algún día a preparar esta masa porque está buenísima y no tiene nada que ver con las industriales.

8 comentarios:

  1. Hola Chusa, me has leido el pensamiento con todo lo que has escrito. Yo también compro las bases preparadas, y me da mucha envidia el que la hace casera, no me siento capaz de hacerla yo, pero después de ver la explicación y las fotos tan detalladas que has puesto probaré.
    Por cierto, hace unos días me diste un premio, pues ahora es mi turno, espero que te agrade y que no sea una molestia. Un besote, te lo mereces.
    http://eldelantalmagico.blogspot.com.es/2013/05/mas-premiosgracias-gracias-y-gracias.html

    ResponderEliminar
  2. Con esta receta no hay excusas para no hacerla, el sabor es delicioso, es asi como granulada, no es blandurria como las prefabricadas, es crujiente. Está buenísima.
    Y muchiiiisimas gracias por el premio, me encanta, no es una molestia, al contrario, me alegra tanto la acogida que este peque blog esta teniendo que desde que nació solo me ha traido alegrías y el poder conocer a personas estupendas a las que me une mi inmenso amor por la cocina. Muchísimas gracias Amparo, es un premio precioso.

    ResponderEliminar
  3. hola guapa, igual que Amparo puedo decir que me encuentro en al misma situación , que me da mucho respeto estas cosas de amasar y hacer este tipo de cosas pero con tu receta creo que me animaré. ya la tengo copiada,muchas gracias. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa!, es verdad que hay cosas que nos causan mucho respeto pero creo que hay que desmitificar un poco las cosas, harina y mantequilla son baratas asi que si intentas hacerlo y sale mal, sólo se pierde un ratito de tu tiempo. Y la verdad es que si sale bien es tan grande la satisfacción que merece mucho la pena. Y tu eres una excelente repostera asi que seguro que te sale genial. Prueba un día y me cuentas. ¡Un besazo!

      Eliminar
  4. Hola guapa, no sabes lo bien que me viene tu receta, tengo en mente hacer una quiche así que me vendrá de perlas. Me quedo un tu cocina como seguidora.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angeles, me alegro mucho que esta receta te venga bien y ya me contaras si las pones en práctica que te ha parecido. Bienvenida a este mini blog. ¡Un beso!

      Eliminar
  5. Hola¡¡ Haré esta masa. Yo tengo una masa que la llamo "masa para todo". Es muy fácil, se hace con aceite y es crujiente y rica. La uso para las tartaletas, quiches e incluso la he usado para una rica empanada de horno. Te invito a pasarte por mi blog. Soy nueva y lo abrí hace un par de meses. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia, habrá que probar esa masa para todo que tienes en tu blog que seguro que es maravillosa, me paso encantada a conocerlo. Un beso y gracias por comentar.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips