martes, 3 de septiembre de 2013

Magdalenas caseras



Leyendo un poco, documentándome para preparar esta entrada,  he encontrado dos posibles orígenes de las magdalenas, un postre tradicional de la región de Lorena, en Francia.

 La teoría más implantada cuenta que la joven criada Madeleine Paulmier, preparó en 1755 para el rey de Polonia, Stanislas Leszczynski  estos pastelitos. El rey encantado con los dulces tan esponjosos les puso el nombre de su joven criada.

Otra teoría cuenta que una joven llamada Madalena servía estos bizcochitos a los peregrinos del Camino de Santiago, los hacía en forma de concha, símbolo del peregrinaje. De ahí vendría, dicen los estudiosos, la enorme implantación de la magdalena en nuestro país. 

Actualmente es más común prepararlas en cápsulas de papel, pero todavía se conserva cierta tradición de hacerlas en forma de concha en unos moldes especiales, yo los he visto en bazares multiprecio, por si os apetece comprarlos.

Con las cantidades que os doy me han salido 24 magdalenas de tamaño mediano, así que es una receta que cunde mucho. Nosotros que sólo somos dos tendremos magdalenas para muchos desayunos. Se conservan varios días en perfectas condiciones en una lata bien cerrada y si como en mi caso no es cuestión de darse un atracón para acabarlas antes de que se pongan duras, se pueden congelar una vez estén frías del todo, que es lo que yo he hecho, para ir sacando conforme las necesite.

Ingredientes

3 ó 4 huevos, dependiendo del tamaño
200 gramos de azúcar
250 ml leche
200 ml aceite oliva
Ralladura de un limón
1 Sobre de potenciador químico
375 gramos de harina

Y también

Cápsulas de papel
Azúcar para espolvorear las magdalenas  

Meterse en faena

En un bol amplio cascamos los huevos y le añadimos el azúcar, batimos muy bien durante varios minutos para que la masa coja bastante aire. Yo he usado las barillas eléctricas, pero se puede hacer a mano.

Luego le incorporamos la ralladura de limón, la leche y el aceite y volvemos a batir muy bien.
Por último, mezclamos la harina con el potenciador químico y tamizamos sobre la mezcla. Movemos muy bien para que todo se integre  perfectamente y dejamos reposar unos 15 minutos.

Colocamos las cápsulas en los moldes de metal especiales para hacer magdalenas y cupcakes, los moldes evitan que las cápsulas se abran durante el horneado y el contenido se derrame. Esos moldes se compran en cualquier sitio, las tiendas multiprecio los tienen.

Rellenamos las cápsulas hasta ¾ de su capacidad, la mejor manera de rellenarlas es con una cuchara saca bolas de helado, se hace de forma rápida, no se mancha nada y todas las cápsulas llevarán la misma cantidad de masa.

Espolvoreamos generosamente de azúcar para que nos haga una costra, típica de las magdalenas caseras de toda la vida.
Listas para ir al horno

Introducimos en el horno precalentado a 200ºC y cuando las metamos bajamos el horno a 180ºC. Horneamos durante 15 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Uf, he tenido que hacerles la cata….2 veces…con una onza de chocolate….ains.



11 comentarios:

  1. Qué chulas te han quedado, yo las hice hace tiempo pero no subieron mucho, así que las repetiré, que vienen de maravilla para el desayuno o la merienda. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amparo, las primeras que hice hace tiempo tampoco me subieron mucho, luego descubrí que la masa necesita que coja mucho aire, por eso hay que batir mucho, es lo contrario a los cupcakes que hay que batir poco para que queden planos. Y metiendolas en los moldes de cápsulas ayuda a formar copete.

      Eliminar
  2. ainsss que ricas, se que estan buenas proque yo las hago así, y te han subido perfectas.
    un besoteeeeeeee chusa

    ResponderEliminar
  3. Que doraditas te han quedado Chusa..!!!
    preciosas y riquísimas que yo también las elaboro así
    que pena no tenerlas cerquita que ya me desayunaba yo unas cuantas...
    me has abierto el apetito con estas fotossssss y con chocolate y todo...
    riquísimassssss
    un besaaaaazo, Puri

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísimas!, la verdad es que esta receta de magdalenas está muy extendida. Hace un tiempo, unas amigas de la familia que residen en un pueblito de Albacete me proporcionaron otra receta que lleva las claras montadas a punto de nieve, yo he probado las que hacen ellas y salen buenísimas pero como esta receta que he dejado da tan buen resultado y es muy sencilla de hacer de momento no me he animado a probar la otra receta que me dieron. La verdad es que si han quedado bonitas, aunque esté feo que yo lo diga :). ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. que ricassss si,son perfectas ,gracias,me quedo en tu blog y te invito al mio,si te apetece quedare estaré encantada.bst,toñi. http://cosillasdeto.blogspot.com.es/2013/10/cafe.html#comment-form

    ResponderEliminar
  6. Qué bien te han quedado, las fotos muy chulas, y la receta la probaré, suele haber varias pero esta me parece la más sencilla de las que he visto, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, muchas gracias por tus palabras, estas magdalenas son muy faciles de hacer, sólo hay que batirlas muy bien para que cojan mucho aire pero no son nada complicadas y están buenisimas, tienen el sabor de la magdalena de toda la vida. un abrazo.

      Eliminar
  7. Ayss chusa que antojo me há entrado de madalenas... tengo que hacerlas.... seguro!! Si te llegan visitas de mi blog, ya sabes porque jajajaja porque estas las hago seguro... aunque sospecho que 24 magdalenas entre 3 enamos, van a volar rapidito jejejeje

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips