lunes, 7 de octubre de 2013

Mejillones rellenos (tigres)



Comenzamos la semana con un aperitivo, los mejillones rellenos, más conocidos como tigres. Estos mejillones son un imprescindible en muchos bares de Murcia, y esta receta va dedicada a mi cuñada Nuria, que cuando los probó una noche tapeando en La Plaza de las Flores se quedó absolutamente enamorada de ellos.

He de reconocer que no los hago muy a menudo, no son difíciles de hacer pero sí dan un poco de trabajo porque llevan varios pasos, pero están tan buenos que merece la pena de vez en cuando enredarse con ellos.


La gracia de los tigres es su puntito picante, le aporta una chispa muy especial y es la característica principal de este aperitivo.

Con las cantidades que os doy a mí me han salido 16 tigres, dependerá un poco del tamaño de las conchas, los que yo compré eran más bien pequeños de tamaño aunque muy buenos de sabor.

Ingredientes

Para el sofrito
600 gramos mejillones
1 cebolla grande
2 c/s salsa tomate
Tabasco

Para la bechamel

½ litro leche
50 gramos mantequilla
2 c/s colmadas de harina
Pimienta blanca molida
Nuez moscada

Para el rebozado

2 Huevos
Pan rallado
Harina 

Y también

Sal
Aceite de oliva
Agua

Meterse en faena

Comenzamos limpiando los mejillones. La mejor forma de hacerlo es bajo el chorro de agua del grifo y retiramos todas las impurezas que nos sean posibles.
Compré una malla de 1 Kg pero una parte la tomamos simplemente al vapor con una cervecita fría, que a mi chico le chiflan. Calculo que para esta receta reservé algo más de la mitad, unos 600 gramos.

Una vez limpios los ponemos en una olla con un chorrete de agua y los llevamos al fuego, tapados para que abran pronto. En cuanto abran hay que sacarlos, si no el gajo comenzará a mermar y se quedarán secos. Separamos las valvas, retiramos la carne y quitamos los pelillos que puedan tener y reservamos los gajos cubiertos con agua de su cocción para que no se resequen.

Lavamos a conciencia las conchas y hervimos con agua y un chorro de vinagre para eliminar cualquier impureza que puedan tener. Una vez hervidas ponemos en una escurridera y reservamos. Hay que llevar cuidado al manipular las conchas ya que es fácil cortarse con ellas, uno de mis dedos da fe de ello.

Pelamos y picamos finamente una cebolla, echamos en una sartén con un fondo de aceite y pochamos a fuego lento, añadimos un polvo de sal para ayudar a sudar. Mientras la cebolla pocha picamos la carne de los mejillones y la incorporamos a la cebolla cuando esta esté transparente, damos unas vueltas y añadimos dos cucharadas soperas de salsa de tomate y unas gotas de tabasco. ¿Cuánto tabasco?, pues va a gustos, no tienen que estar rabiosos pero sí picantitos, yo le puse4 ó 5 gotas. Reservamos el sofrito.

El siguiente paso es preparar la bechamel, en un cazo disolvemos 50 gramos de mantequilla y cuando haya fundido añadimos 2 cucharadas soperas colmadas de harina, movemos bien para matarle el sabor a harina cruda y añadimos ½ litro de leche que habremos calentado en el microondas. Sazonamos con sal, pimienta blanca molida y nuez moscada. Hay quien le gusta añadir a la bechamel parte del agua de cocción de los mejillones, yo no tengo costumbre de hacerlo pero os dejo esa idea por si os gusta un sabor más intenso a marisco. Eso sí, el agua habría que pasarla por un colador para eliminarle posibles impurezas.  Me gusta dejar una bechamel cremosa, a veces me han servido unos tigres que tenían la bechamel muy consistente y dura, el mejillón queda más bonito porque se le puede dar mucho volumen pero es mucho más seco y empachoso de comer.

Disponemos las conchas en una fuente y vamos rellenando los mejillones, primero le ponemos una cucharada del sofrito y cuando la bechamel haya atemperado un poco y cogido más consistencia se recubren con ella. A mi me ha sobrado un poco de bechamel que he congelado para próximas recetas. Llevamos al frigorífico para que cojan cuerpo antes de empanarlos.

Se empanan con el procedimiento tradicional de pasar por harina, huevo y pan rallado, en ese orden, como los tigres sólo van empanados por la parte del relleno la forma más rápida y limpia de hacerlo es cogiendo el mejillón con una mano y con la otra echándoles un polvo de harina, con una cuchara regamos de huevo y con la mano otra vez empolvamos de pan rallado, sacudimos con cuidado para eliminar el exceso de pan rallado. Freímos en abundante aceite de oliva bien caliente, hay que freírlos colocándolos por la parte empanada, dejando las conchas hacia arriba. Ponemos sobre papel absorbente para eliminarles el exceso de aceite y servimos muy calientes.

Son deliciosos, llevan un poco de trabajo pero merecen mucho la pena.

23 comentarios:

  1. Me encantan los mejillones tigre como aperitivo, es uno de mis preferidos. Quedan estupendos para el picoteo y suelen gustar a todo el mundo, a mí la primera.
    Bss y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Dolores, la verdad es que unos tigres bien hechos son una verdadera delicia. Un beso y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  2. Hola Chusa, no he comido nunca este aperitivo, me imagino que deben estar riquísimo, no me extraña que tu cuñada se haya enamorado de ellos. Me llevo la receta y seguro que caerán.
    gracias por participar en el sorteo y traerte el logo al bog.
    tu nº de participación es el 5. Muchas suerte !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, de acuerdo, me apunto el 5, me gusta ese número. Te animo a que pruebes un día los tigres estan deliciosos, estoy segura que te encantarán. besazos!

      Eliminar
  3. Siempre me he preguntado cómo se harian los tigres, gracias Chusa!!! se parecen a las empanadillas un poco en la elaboración quizás?!! este finde hice unas empanadillas ricas ricassssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, las empanadillas y los tigres llevan sofrito, pero por lo demás yo no les encuentro mucho parecido, uno va empanado y otros en masa. me alegro que esta receta te haya servido para resolver esa duda XD. Mándame foto de esas empanadillas que has hecho, me encantaría verlas. Besazos!

      Eliminar
  4. Me encantan los tigres, la pena es que requieren mucho tiempo, pero el resultado es fantástico.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ra!, si, llevan tiempo y trabajo pero estan tan ricos que merece la pena ponerse alguna vez a hacerlos. Besos!

      Eliminar
  5. En Almeria tambien la ponen en algunos bares como tapa, pero nuca como los hechos en casa. Es verdad que son un poco elaborados, pero como tu dices merece pena hacerlos de vez en cuando. Te han quedado perfectos. Besos maricacharros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan trabajito sí, yo los hice en dos días, un día los limpié, cocí, y lavé y herví las valvas y al día siguiente preparé la receta. Con lo que se tardan en hacer y lo poco que duran en la mesa jajajaja. besos!

      Eliminar
  6. Chusa un doble descubrimiento este deliciosa receta y tu blog!! Maravillosos!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere, bienvenida a este pequeño rincon donde voy mostrando lo que se cuece en mi cocina. Me alegro que te haya gustado esta receta y que gracias a ella hayamos contactado, ahora me paso a hacerte una visita. Besos!

      Eliminar
  7. Ummmmmm deliciosos¡¡¡¡ y es verdad, desaparecen enseguida¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si jajajaja, mucho rato dándole a la cuchara de madera para luego un visto y no visto!!!!. Besos!

      Eliminar
  8. Puedes creerte que me encantan y que aún no los he hecho nuinca en casa?? me los como el vares y restaurantes y luego no me acuerdo de hacerlos... soy un caso, gracias por recordarmelos., te han quedado muy ricos.
    Bstos.
    Juklia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, eso pasa a veces, hay cosas que siempre como fuera y nunca me pongo a hacerlo, a mi me ocurre con las gambas en gabardina, nunca las hago en casa y tampoco tienen mucha complicación ( a ver si esto me sirve de recordatorio para hacerlas un día). Espero que con esta receta te animes un día, que me encantaría ver tu versión. Besos!

      Eliminar
  9. Te han quedado divinos Chusa!!! Me llevo unos poquitos, je, je
    Se ven deliciosos!!!
    Y además lo has explicado divinamente!! Un post de 10
    Muchos besito a guapa:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Nines, me costó mucho redactar esta receta porque son varios pasos y no quería que quedara liosa, estoy contenta de cómo ha quedado y de los tigres ni te cuento, estaban buenísimos, te he guardado unos poquitos :). Besazos preciosa.

      Eliminar
  10. Hola Chusa !!!
    acabo de ver tus tigres y me han dado unas ganas locas de comerlos...
    están riquísimos, éste es uno de los platos favoritos de mi hijo...
    su elaboración un poquito pesada pero como bien dices...
    un día preparamos el mejillón y el siguiente la elaboración de relleno...
    merece la pena hacerlos...están tan ricossss....
    a mí siempre me los regalaba María, una persona buenísima y que trabajaba en
    un Rte. familiar y cuando los preparaba para las bodas u otras celebraciones siempre me
    guardaba un plato de ellos, solamente los dejaba para freirlos y así me los comía calentitos...
    que ricos y que buen recuerdo...
    yo los elaboro mezclando el relleno con la bechamel, nunca los he probado por separado,
    la próxima vez los haré como tú, ya te contaré.
    Te han quedado con un colorcito precioso...
    un besazo, Puri

    ResponderEliminar
  11. Hola Puri!!!, que bonita historia la tuya con María y los tigres, hay personas que son un verdadero encanto y que hacen que se recupere la fé en el ser humano que a veces, visto lo visto, es facil perderla. Yo nunca los he comido todo mezclado, en Murcia se sirven diferenciando ambos rellenos y siempre los hago como explico en esta entrada. Un día tengo que probar como dices tu. Besazos guapísima!

    ResponderEliminar
  12. Una pinta increible. Que hambre me ha entrado!!

    ResponderEliminar
  13. Una de mis recetas favoritas. Me apunto la tuya ;)

    ResponderEliminar
  14. Siempre que salimos de picoteo pido unos tigres, ahora ya los podré hacer en casa, qué bien!!
    gracias por compartir, te han quedado geniales.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips