miércoles, 31 de julio de 2013

Filetes rusos


Dicen de los filetes rusos que son las hamburguesas españolas, es cierto que este tipo de elaboración ha calado muy hondo en nuestros gustos gastronómicos pero parece ser que el filete ruso proviene de un plato alemán llamado Salisbury Steak.  He leído también que el Salisbury Steak tiene su origen en el ruso Steak tartar, sea como sea lo cierto es que esta forma de preparar la carne picada es sencilla y buenísima. 

lunes, 29 de julio de 2013

Falso gazpacho

Llevo casi una semana sin poder publicar una entrada y no ha sido porque me haya ido de vacaciones, ya me gustaría a mí, pero no me llega el día para más. 

La receta que os traigo hoy es una crema fría de vegetales, al que he llamado falso gazpacho porque parte del mismo concepto pero varían algunos ingredientes. Personalmente a mí el gazpacho tal y como lo conocemos no me entusiasma, no me agrada la textura que le da el pan a las sopas frías y el pimiento y ajo del gazpacho no me terminan de agradar, así que modificando un poco los ingredientes he creado esta crema fría adaptada a mi gusto personal que resulta muy refrescante y para todos aquellos a los que tampoco les convence el gazpacho andaluz  es una alternativa estupenda.

Yo la he acompañado de unos picatostes de pan frito y un poco de jamón a daditos pero es sólo acompañamiento así que esta crema es ideal para vegetarianos y veganos.

Ingredientes para 4 raciones

1 Kg tomates maduros pera
2 pepinos
¼ cebolla tierna
2 zanahorias
2 ramas apio blanco
Sal
Aceite oliva
Vinagre
Orégano

Meterse en faena

Ponemos una olla de agua a hervir y cuando hierva metemos los tomates a los que habremos hecho un corte en forma de cruz en la base y los escaldaremos durante unos segundos para que se puedan pelar bien. Sacamos del agua hirviendo y dejamos enfriar.

Una vez fríos pelamos los tomates, quitamos el pezón y partimos a la mitad para retirarles las briznas, ponemos en el recipiente donde vayamos a batirlo (yo usé una olla alta). Pelamos los pepinos y troceamos, también ponemos la cebolla partida (solo he usado un cuarto porque no me gusta mucho su sabor en crudo pero hay que ajustar las cantidades al gusto personal de cada uno).

Pelamos y rallamos la zanahoria y pelamos el apio y lo partimos a trocitos pequeños.
Batimos muy bien, hay que tener paciencia y dejar una crema muy fina, no vamos a pasarla por un colador por lo que tendremos que darle bastante tiempo con la batidora. Yo no tengo termomix ni vaso batidor, eso nos ahorraría mucho tiempo.

Una vez bien batido lo aderezamos con sal, unas gotas de vinagre, un buen puñadito de orégano seco y un chorrete generoso de aceite de oliva. Batimos nuevamente para emulsionarlo bien. Si hubiera quedado muy espero se le puede añadir unas gotas de agua pero creo que no va a ser necesario.
Reservamos en el frigorífico durante varias horas, se sirve muy frio.

A mí me encanta ponerle un hilo de aceite al servirlo. Sano, económico y buenísimo.

martes, 23 de julio de 2013

Calamares en salsa picante



La entrada de hoy va dedicada a los calamares, que tantísimo juego nos dan en cocina, rebozados, en salsa, en arroz, a la plancha, en guisos….

 A mí me gustan mucho, me resultan muy cómodos de cocinar y me encantan los productos que son versátiles y que te abren un amplio abanico de posibilidades. Normalmente cuando compro calamares no llevo una idea fija de cómo los voy a cocinar, pero sé que los haga cómo los haga no les van a poner reparos.


Hoy los he preparado encebollados con salsita picante, creo que como aperitivo es  genial esta receta porque los podemos tener preparados con antelación y tanto en frio como en caliente están buenísimos. También esta forma de prepararlos nos sirve de complemento a un primer plato ligero.
Para preparar este plato he tenido una pinche excepcional, mi madre (bueno va, la verdad es que la pinche he sido yo). Sinceramente, cuando una madre te arrebata la cuchara de madera más te vale ponerte tú a picar la cebolla y dejar a la voz de la experiencia a pie de sartén. Con todo el cariño del mundo os dejo esta receta, elaborada entre mi madre y yo.

Ingredientes

1 Kg de calamares de tamaño medio
2 Cebollas
2 Tomates maduros
Piñones
Sal
1 Cayena guindilla
1 copa vino blanco
 Aceite oliva


Meterse en faena

Limpiamos los calamares quitándoles la plumilla interior, las tripas, los ojos y boca, los pelamos y troceamos los cuerpos a rodajitas y las aletas y tentáculos a trocitos. A mí me gusta limpiar los calamares bajo el grifo del agua para que se vayan lavando y soltando la arenilla que es posible que tengan mientras los limpiamos. Reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla a daditos pequeños y la ponemos a rehogar en una sartén  con aceite de oliva, más o menos una taza de las de café de aceite. Vamos rehogando a fuego medio y cuando la cebolla `pierde rigidez y comience a coger color le incorporamos los calamares. Comenzarán a soltar agua, eso es normal, por eso no hemos dejado que la cebolla cocine del todo antes de incorporarlos, porque se irá cociendo en el agua que vayan soltando los calamares. Ponemos sal y la cayena guindilla.

Cuando comiencen a coger un bonito color dorado le añadimos los dos tomates rallados, yo le he puesto dos porque eran pequeños, pero si es grande es suficiente con uno. No ha de quedar una salsa especialmente “en tomatada”, es un plato encebollado. Le añadimos también bastantes piñones y dejamos que el tomate cocine lentamente.

Finalmente le añadimos una copa de vino blanco y dejamos que el alcohol reduzca y todo se cocine sin prisas. Es posible que a estas alturas los calamares ya estén tiernos, si no fuera así siempre podemos incorporar una mínima cantidad de agua para ayudarlos a terminar de ablandarse.
Esta receta no tiene mucha complicación, la única dificultad podemos encontrarla en el punto en los calamares, hay muchas subespecies de calamar y cada uno cocina a un tiempo, pero siempre con paciencia y fuego medio/bajo nos quedarán genial. Si os gusta mucho el picante, lo podéis realzar con un poco de pimienta negra o tabasco.

Maravillosos.

domingo, 21 de julio de 2013

Nuevo premio



Hace una semana me llevé la agradabilísima sorpresa que Raquel Iberti del blog http://rak-cook.blogspot.com.es/ me había concedido un premio. Uno más para este pequeño blog en el que escribo y que últimamente no tengo tiempo de cuidar tanto como me gustaría. Mis circunstancias personales han cambiado un poco en las últimas semanas y los días no me dan para tanto como me gustaría. De hecho he tardado una semana en disponer de un ratito para redactar esta entrada, espero que Raquel sepa disculparme, me hizo muchísima ilusión recibir un premio de manos de ella, que tiene un blog fantástico, con recetas muy variadas, creativas y muy bien redactadas y realizadas. Os animo a todos a que lo visitéis y lo descubráis poco a poco, porque seguro que os va a encantar como a mí.

Estos premios se pasan entre blogueros para reconocerles su trabajo redactando su blog, cuidándolo y dedicándole tiempo. Se otorgan a blogs que tengan menos de 200 seguidores y son una manera de dar a conocer otros blogs. Si no recuerdo mal este es el noveno premio que recibe Bienmesabe,  mañana se cumplirán 3 meses de esta maravillosa aventura bloguera que tantas alegrías me está proporcionando, tantas satisfacciones, que tanto me motiva para aprender, superar pequeños retos y esmerarme un poco más cada día en mi cocina con mis cacharros. Muchísimas gracias Raquel por este regalo que me llega en un momento muy especial de mi vida y que me ha supuesto una alegría inmensa.

Raquel me plantea el siguiente cuestionario, que contesto encantada y luego le pasaré este premio a otros blogs que están comenzando, que espero que lo reciban con la misma alegría que yo se lo entrego.

1-¿Consideraste otros nombres para el blog antes de decidir el actual?  Si, de hecho las dos primeras semanas el blog no era de lectura abierta y se llamaba de otra manera, pero no estaba contenta con el nombre y mi sobrina Irene me sugirió este, que me encantó.


2-¿Cómo te inspiras para escribir tus post?  Me dejo llevar por el momento, aunque siempre doy mucha importancia a explicar bien la manera de cocinar un plato. Creo que el bloguero cocinero debe ser honesto con sus lectores y debe exigirse a sí mismo ser muy metódico dando una explicación exacta del proceso de cocinado. E intento hacer eso sin que resulte muy aburrido.

3-¿Cual crees que es la audiencia de tu blog? Me lee mucho mi familia y amigos, también otros blogueros cocineros y poco a poco va aumentando el flujo de visitas desde buscadores. 

4-¿Cuánto tiempo dedicas a escribir en tu blog? Depende del tiempo de que disponga, procuro actualizarlo mínimo tres veces por semana.


5-¿Has considerado alguna vez en abandonar el blog? No, me gusta mucho escribir en él y mostrar desde esta pequeña ventana una de mis pasiones.


6-¿Hobbies o aficiones en tu vida offline?  Leo mucho, me encanta ver cine, adoro sentarme con mis amigos y familia alrededor de una mesa, me gusta hacer alguna manualidad y me gusta mucho hacer senderismo, aunque últimamente lo tengo un poco abandonado.

7-¿Alguna sugerencia sobre esta actividad que quieras compartir? No he entendido muy bien esta pregunta ¿sobre qué actividad en concreto?.

8-¿Nombra tres razones interesantes para leer tus post? Suelen ser recetas sencillas, bien explicadas e ideales para el día a día de un hogar.

9-¿Hay un punto débil en tu blog que quieras mejorar? La repostería.

10-Nombra una canción que te guste y describe el momento en el que quieras "gozártela".  Don´t stop me now de Queen, porque nada debería detenernos.

11-Menciona un blog que te inspire y describe porque lo hace. Hay muchos y cada uno por motivos distintos, lo siento pero no me mojo XD.

Me gustaría pasarle este premio a:

Violin negro de http://elviolinnegro.es/

Todos ellos son merecedores del premio, por el gran trabajo que desarrollan en sus blogs, me gusta y disfruto mucho leyéndolos, aprendo muchísimo de sus entradas y esta es mi modesta manera de decirles que me gusta mucho su trabajo y los animo a continuar. No es obligatorio aceptarlo, sé que hay blogueros que prefieren no participar en estas cadenas de premios y otros no disponen del tiempo necesario, pero yo se lo entrego con mucha ilusión y no pasa nada si no se acepta J

viernes, 19 de julio de 2013

Sopa fría de tomate y apio



Si digo que para combatir el intenso calor de estos días lo mejor es una sopa es posible que muchos penséis que de tanto calor se me ha secado la sesera. Siempre asociamos la palabra sopa a líquido humeante apetecible en invierno, pero las sopas frías también existen.

Estamos muy acostumbrados a tomar cremas frías tipo gazpacho o salmorejo, ahora está de moda hacer gazpacho de todo, de sandía, de frambuesa, de fresas, de remolacha, la moda también se impone en cocina pero yo siempre voy un poco a mi aire y hoy lo que traigo no es un gazpacho, es una sopa.  Tiene textura de sopa, es decir es líquido, se asemeja más a un zumo, aunque Ferrá Adrià dijo en un programa de Master Chef que si se sirve en vaso es zumo, si se sirve en plato es sopa/crema y si se sirve mojando otro alimento es salsa…Si lo dice él, yo amen. Al menos aquello yo lo entendí así aunque es posible que me pasara como a Eva que si me lo explican otra vez lo mismo lo entiendo del todo.

Como me estoy subiendo por las ramas voy a concretar un poco la receta de hoy, vamos a trabajar con 2 ingredientes principales, apio y tomate. Ya sabéis que me encanta la cocina con tendencia al minimalismo, no sé de dónde me habrá salido esa afición,  pero que la tengo, este blog da fe en muchas de sus recetas.

El apio es diurético, tiene un altísimo contenido en fibra, es bueno para los intestinos y tiene vitaminas C y A además de otros muchos componentes nutritivos. El tomate también es rico en vitaminas C y A, es remineralizante, diurético y un desintoxicante. Es decir, esta sopa es una bomba de salud, ahí es nada. Y también es económica, fresquita y está buenísima.

Ingredientes para 2 personas

2 Tallos apio blanco
4 Tomates rojos pero firmes de buen calibre
Sal
Aceite de oliva
Zumo de limón

Meterse en faena

Para comer en crudo prefiero el apio blanco, el verde tiene un sabor más fuerte y acre y para sopas calientes en maravilloso, pero en esta ocasión prefería un sabor más suave. Se lava el apio y se pela muy bien con un pelador o ayudándonos con una puntilla. El apio tiene muchos nervios que conviene quitar, aunque esta sopa la vamos a pasar por un colador las hebras suelen enredarse en la cuchilla de la batidora y es más cómodo quitarlas. Una vez limpio troceamos a trocitos pequeños.

Lavamos y quitamos el pezón a los tomates y partimos a trozos grandes. Batimos todo muy bien. Yo estuve bastante rato dándole a la batidora, quien tenga un vaso batidor o termomix lo hará mucho más rápido, cuando esté bien batido añadimos el aliño, sal, aceite de oliva y zumo de limón y batimos otro poco para que se integre bien.
Recien triturado queda asi, se ven las pieles del tomate
Pasamos por un colador de malla fina, todas las pielecitas y briznas del tomate se quedarán, así como las pequeñas hebras del apio.

Todo lo que no nos interesa se queda en el colador
Una vez colado llevamos al frío mínimo dos horas antes de servir.
Antes de servir hay que moverlo un poco, yo lo acompañé de unos picatostes de pan frito y unas gotitas de aceite de oliva.

Espectacular

lunes, 15 de julio de 2013

Volován de cerezas y nata



Hoy os presento un postre muy, muy sencillo, últimamente estoy en una línea de cocina que se caracteriza por “complicaciones las justas”. Soy consciente de ello, no os creáis, pero ya he comentado que tengo poco  tiempo y no puedo dedicarle todo el que me gustaría a cocinar.

También sabéis que siempre he dicho que soy más cocinera que repostera por eso no hay demasiados postres en este blog que escribo y los que hay suelen ser sencillos también.

Y el de hoy más sencillo no puede ser, teniendo en cuenta que no vamos a cocinar nada no os lo podría poner más fácil. Si un día nos levantamos con energía suficiente y ganas de preparar este postre 100% casero, se puede hacer. Pero hoy no va a ser ese día. Me temo que siendo este un blog de recetas no es demasiado ético poner una en la que todo viene envasado y directo del supermercado, pero no está mal darnos de vez en cuando el gusto de montar algo buenísimo con el mínimo esfuerzo, que guste a todo el mundo y que sólo manches un cuchillo y una cucharilla.


Antes de daros la receta os comento que yo los he preparado de cerezas pero puede ser la fruta que más os guste, fresas, moras, mango, kiwi, frambuesa, ciruelas….Lo que os apetezca. Y también me parece interesante comentaros que aunque yo he usado nata para el relleno le va también muy bien queso mascarpone con yogurt o queso de untar o crema pastelera. Os dejo esas ideas que sé que con vuestra inventiva haréis unos volovanes estupendos.

Ingredientes

1 Paquete de volovanes precocinados
Mermelada de cerezas
Nata en spray
Cerezas
Hierbabuena para decorar.

Meterse en faena

Compre volovanes tamaño grande, se pueden usar los mini volovanes y hacer piezas de bocadito, que también quedan genial. Volovanes precocinados hay en cualquier gran supermercado o gran superficie y en muchas tiendas de barrio también.

Limpiamos las cerezas, les quitamos el rabito y las partimos a la mitad y les quitados el hueso, las reservamos en un cuenco.

Ponemos una cucharadita de mermelada de cereza en el fondo del volován, le ponemos un poco de nata en spray, hasta más o menos la mitad del volován. Podéis montarla vosotros mismos con un poco de azúcar glasé, pero yo iba con mucha prisa así que el spray me pareció estupendo.


Colocamos encima de la nata unos trocitos de cerezas, cubrimos con más nata formando copete y decoramos con cerezas a mitades, todas las que nos admita. A mí me admitió 3 porque eran muy grandes. Unas hojas de hierbabuena para decorar y a la mesa rápido que la nata en spray baja muy pronto.


Más fácil imposible y os aseguro que estaban buenísimos.
Blogging tips